Conectando

El trabajo artístico de Eguzkiñe Egaña Corta gira en torno a la conexión entre el yo y el todo, implicando en esa conexión nuestra relación con los demás seres vivos y con la naturaleza, pero indagando y explorando principalmente en nuestra propia naturaleza como seres mentales y emocionales.

“Partiendo de un diálogo interno intento reflexionar sobre lo que nos limita, controla o asfixia. Los miedos, deseos o expectativas son algunos de los sentimientos que tenemos al vivir. En el proceso de creación, existen estos impulsos y emociones también. La lucha es por lograr deshacerte de ellas y encontrar la libertad, la belleza, la inspiración que fluye como un manantial de agua cristalina. El querer controlarlo todo sólo es miedo. Miedo sobre el que la mente ejerce un papel protagonista. Dejar de oír el parloteo mental es necesario, incluso imprescindible. Crear nos conecta con nuestras manos, con nuestros ojos, con nuestros sentidos, y con el alma. Los accidentes y los errores en el proceso creativo no están contemplados por la mente, la descolocan, yo las llamo rebeldías del espíritu y aunque en primera instancia nos resistamos, luego nos damos cuenta que son un regalo”.